Un juez federal mexicano aceptó hoy una petición de la familia del narcotraficante Rafael Caro Quintero y suspendió lo que se encaminaba a ser una rápida extradición a Estados Unidos, mientras los abogados promueven otros amparos para lograr su liberación.

El juez Francisco Reséndiz Neri de Jalisco, detalló Milenio TRV, aceptó un recurso de apelación de la hermana del imputado y fundador del Cartel de Guadalajara, Beatriz Caro Quintero, en el que solicita la suspensión de la deportación rápida a Estados Unidos, para respetar el proceso previsto por el tratado existente entre México y Estados Unidos.

El juez firmó entonces una orden en la que confirmó que "se concede definitivamente la suspensión, para que no se lleve a cabo (la extradición) y que el interesado permanezca en el lugar donde ahora se encuentra a disposición de este tribunal".

Caro Quintero fue detenido el viernes después de estar desde 2018 en la lista de los más buscados por el FBI con una recompensa de 20 millones de dólares, bajo la acusación, entre otras, de matar al agente de la Administración de Control de Drogas estadounidense Enrique "Kiki" Camarena en 1985.

A su situación se refirió también hoy el presidente Andrés López Obrador, quien reveló que la defensa del veterano narcotraficante gestiona su salida en libertad.

"Desde el sábado se presentaron amparos que se están tramitando y las autoridades están respondiendo a jueces, tanto la fiscalía como la secretaría de Marina", dijo el mandatario, que prometió "cuidar que no haya corrupción y cualquier acto contrario a la ley".

López Obrador reseñó que Caro Quintero recobró su libertad en 2013 mediante un amparo basado en un tecnicismo legal, tras haber cumplido 28 de los 40 años de cárcel a los que fue condenado por el asesinato de Camarena.

El presidente repasó una situación similar el año pasado, cuando en mayo un juzgado ordenó liberar a Héctor "El Güero" Palma, antiguo narcotraficante del cártel de Sinaloa, preso desde 1995. La fiscalía logró revertir el fallo y recapturarlo, reseñó la agencia AFP.

El gobernante detalló que los recursos presentados por la defensa de Caro Quintero alegan "errores en el procedimiento" de detención, tras el cual murieron 14 marinos que participaron en el operativo al desplomarse el helicóptero que los transportaba.

Consultado sobre la posible extradición del capo, López Obrador se limitó a decir que "eso lo va a decidir la autoridad competente".

Destacó además que el arresto fue tarea de la Fiscalía mexicana con apoyo de la secretaría de Marina y subrayó que la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) no tuvo "injerencia directa".

Descartó además que la DEA haya alertado a la Marina sobre la ubicación de Caro Quintero y "mucho menos" que su personal haya participado del operativo. "Ya no es como antes", sostuvo.

El sábado pasado, la directora de la DEA, Anne Milgram, dijo en una carta dirigida a sus empleados que "el increíble equipo de la DEA en México trabajó en colaboración con las autoridades mexicanas para arrestar” al capo, pero ese mismo día el embajador de EEUU, Ken Salazar, aclaró que "ningún personal de Estados Unidos participó en la operación táctica”, reportó la agencia Sputnik.

Acusado por la DEA de haber seguido traficando tras su excarcelación en 2013, Caro Quintero fue detenido en la localidad de Choix, en el estado de Sinaloa, y alojado en el penal del Altiplano, en el estado de México. (Télam)