A una semana del balotaje presidencial, el dirigente opositor venezolano Leopoldo López consiguió hoy un permiso especial del Gobierno peruano para saltarse el requisito de una visa e ingresar a ese país para hablar en un foro sobre democracia, una decisión celebrada por la candidata de derecha Keiko Fujimori.

López llegó al aeropuerto de Lima con su esposa, Lilian Tintori, y fueron demorados porque no tenían la visa que Perú requiere para el ingreso de ciudadanos venezolanos. En solo horas, la Cancillería en Lima le tramitó un permiso especial para que pudieran entrar y participar del foro "Amenazas a las democracias", organizado por la fundación Friedrich Naumann, de Alemania, y la asociación local Invertir Libertad.

La Cancillería peruana pidió hace unas semanas que líderes extranjeros no se pronuncien sobre la actual campaña presidencial peruana, tras considerar como "injerencia" el apoyo dado por los expresidentes de Bolivia Evo Morales y de Uruguay José Mujica, a favor del favorito de los sondeos, el sindicalista y docente de izquierda Pedro Castillo.

En el foro en el que participó, sin embargo, López se metió de lleno en la recta final de la campaña presidencial: les pidió a los peruanos "no repetir el desastre político en Venezuela" y equiparó la propuesta de Castillo con la del fallecido expresidente Hugo Chávez, según el diario La República.

Minutos antes, la propia candidata presidencial y rival de Castillo, que también había criticado a Evo Morales por hablar sobre la campaña peruana, había celebrado la presencia del líder opositor venezolano en el país.

“Bienvenidos Lilian Tintori y Leopoldo López. Gracias por venir a dar testimonio", escribió Keiko Fujimori en Twitter. (Télam)