El único laboratorio de la Franja de Gaza que realiza pruebas del coronavirus fue dañado por un bombardeo israelí y tuvo que cesar completamente su actividad, denunció esta noche el Ministerio de Sanidad de la Franja.

El edificio Faisal al Shawa, situado al otro lado de la calle del laboratorio, fue alcanzado por los proyectiles de un bombardeo israelí, precisó el ministro de Sanidad del Gobierno de Hamas en Gaza, Yusuf Abú Rish, citado por la prensa israelí.

El Ejército israelí no ha realizado comentarios al respecto por el momento.

Solo el 1% de la población de Gaza está vacunada contra el coronavirus, dato que sumado a las altas tasas de incidencia del patógeno y al apiñamiento de civiles en refugios durante los bombardeos podría generar un estallido de contagios.

Entretanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó al Ejército proseguir con la ofensiva contra las milicias palestinas de Gaza.

"He aprobado los planes operativos. La orden es seguir golpeando los objetivos terroristas. El Ejército lo está haciendo bien", expresó Netanyahu, quien destacó la "eliminación de otro alto mando de Yihad Islámica", el ataque sobre una "unidad naval de Hamas" y otros sobre la red de túneles de ese grupo.

Al mismo tiempo, continúa el lanzamiento de cohetes por parte de las milicias palestinas sobre territorio israelí y los disturbios entre fuerzas de seguridad israelíes y colonos, por un lado, y árabes de Cisjordania e Israel por otro.

La situación en Gaza se ha visto agravada por una reducción aún mayor del suministro eléctrico, que se limita a entre tres y cuatro horas debido a la destrucción del cableado en los bombardeos.

Además, la única central eléctrica de Gaza podría dejar de funcionar por falta de combustible diésel tras el cierre del paso fronterizo de Kerem Shalom.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy que son 222 los palestinos muertos y 6.046 los heridos desde el inicio de los bombardeos israelíes hace una semana, refirió la agencia de noticias Europa Press.

A la vez, contabilizó 91 ataques contra objetivos sanitarios y denunció la destrucción de carreteras, lo que impide el acceso de las ambulancias y un "alto riesgo de contraer coronavirus para la población desplazada y los daños causados".

(Télam)