El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó hoy a Rusia por no modificar sus leyes para permitir el casamiento entre personas del mismo sexo

Rusia incurrió así en "una violación del derecho al respeto de la vida privada y familiar", que garantiza el Convenio Europeo de Derechos Humanos, falló la corte paneuropea.

Desde 2009, tres parejas homosexuales pidieron casarse a las oficinas del estado civil rusas, que lo rechazaron al defender que la ley solo permite una boda "entre un hombre y una mujer".

La justicia rusa desestimó a continuación las demandas de las parejas porque iban "contra tradiciones nacionales establecidas". Estas elevaron el caso al TEDH en 2010 y 2014.

En su decisión, la corte con sede en Estrasburgo recuerda que ya rechazó el argumento de Moscú de que "los rusos desaprueban la homosexualidad".

La democracia implica un "equilibrio que garantice a los individuos minoritarios un trato justo" y que evite "cualquier abuso de posición dominante", agrega, informó la agencia de noticias AFP.

El artículo 8 del Convenio obliga a los países a "ofrecer un marco jurídico" para que las parejas homosexuales tengan "un reconocimiento y protección adecuados", según la corte.

Pero Moscú ya no forma parte del Consejo de Europa ni del Convenio desde septiembre de 2022, aunque debe aplicar las decisiones de su tribunal sobre asuntos previos a su salida.

Sin embargo, hasta el momento, el país no emitió ante el tribunal "la intención de modificar su derecho interno para permitir a las parejas del mismo sexo beneficiarse" de ello.

(Télam)