La Corte Internacional de Justicia (CIJ), el principal tribunal de la ONU, se pronunciará hoy sobre si es competente para dirimir sobre una demanda de Irán que pide la anulación de las sanciones nucleares estadounidenses reinstauradas por el expresidente Donald Trump.

Según Estados Unidos, el tribunal de la ONU, con sede en La Haya, carece de jurisdicción para juzgar el caso y, por lo tanto, debe abandonarlo.

También afirma que las sanciones eran necesarias porque Irán representaría una "grave amenaza" para la seguridad internacional.

Si la CIJ decide seguir con el caso, la decisión final podría tardar en llegar meses o años, informó la agencia de noticias AFP.

Teherán llevó a Estados Unidos ante la CIJ en 2018, cuando el país norteamericano bajo el mandato de Trump se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre sus socios europeos y la república persa.

En ese entonces, Irán alegó que Washington había violado un tratado de amistad entre los dos países que se remonta a 1955, anterior a la revolución islámica de 1979, durante la cual el sha proestadounidense fue derrocado y las relaciones con Estados Unidos se rompieron.

Luego de retirarse del acuerdo, el expresidente estadounidense restableció las sanciones a Irán, una decisión que contrarió a sus aliados europeos y asfixian la economía persa.

Según Teherán, las medidas de Estados Unidos provocan "dificultades y sufrimiento" en el país y "arruina millones de vidas".

Asimismo, la CIJ le ordenó al Gobierno estadounidense aliviar las sanciones impuestas a los productos de carácter humanitario, sobre todo en medio de la pandemia del coronavirus que convirtió a Irán en el país más afectado de la región.

El acuerdo nuclear de 2015 estipulaba que Teherán debía limitar su programa nuclear y permitir la entrada de observadores internacionales en su territorio a cambio del levantamiento de las sanciones impuestas por Occidente años atrás.

El pacto -firmado por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: el Reino Unido, China, Francia, Rusia y Estados Unidos, más Alemania- pende de un hilo desde la retirada de Estados Unidos.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, pidió el lunes a la Unión Europea (UE) que coordine la vuelta sincronizada al tratado de Washington y Teherán.

Zarif dijo a la cadena estadounidense CNN que el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, debería ejercer de coordinador del acuerdo de 2015.

Añadió que "Estados Unidos debe ajustarse de nuevo al acuerdo e Irán estará dispuesto a reaccionar de inmediato".

El presidente Joe Biden se expresó a favor de el regreso de Estados Unidos al acuerdo, aunque insiste en que primero Teherán debe anular las medidas tomadas en protesta contra las sanciones impuestas por su predecesor.

El Gobierno de Biden aduce que la política de Trump fracasaron porque Irán se alejó del acuerdo nuclear e intensificó su oposición a los intereses estadounidenses. (Télam)