El Senado de Estados Unidos aprobó hoy, como se esperaba, la constitucionalidad del segundo juicio político que se lleva adelante contra el expresidente Donald Trump, un paso que, aunque formal, permitirá abrir el proceso y el período de argumentos y elementos a considerar por parte de los representantes demócratas que tienen el rol de fiscales y los abogados del magnate. (Télam)