La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) afirmó hoy que muchos de los problemas humanitarios que afectan a El Salvador, como los derechos de las mujeres o las condiciones de detención, son de carácter "estructural" e instó al gobierno del presidente Nayib Bukele a garantizar "la plena vigencia de los derechos humanos".

El organismo presentó recomendaciones al Estado salvadoreño en un informe que iba a ser publicado en 2020, pero se pospuso un año debido a la pandemia de coronavirus.

Lo hizo "con el fin de preservar las conquistas históricas de la población salvadoreña luego del conflicto interno", así como "con la construcción y el fortalecimiento de su institucionalidad democrática y de derechos humanos", según la agencia de noticias Europa Press.

Con respecto a la seguridad ciudadana, el documento reconoció los esfuerzos impulsados desde el cambio de gobierno en junio de 2019, pero apuntó la importancia de incorporar instancias de participación social y de difusión de las políticas de seguridad ciudadana.

Además, a 30 años de la firma de los acuerdos de paz, la CIDH llamó a las autoridades a fortalecer la lucha contra la impunidad de los crímenes cometidos durante el conflicto armado y a abrir los archivos que contengan información relevante para la investigación, tras el enfrentamiento entre el gobierno y la Justicia por el acceso a los datos de la masacre de El Mozote.

En la misma línea, recomendó el desarrollo e implementación de un marco normativo que regule la política nacional de búsqueda y la ratificación de la Convención Interamericana sobre la Desaparición Forzada de Personas.

Click to enlarge
A fallback.

Según la CIDH, El Salvador sigue siendo el país con mayor número de femicidios en la región, por lo que se debe fortalecer el sistema de protección a mujeres y niñas víctimas de violencia.

La norma que criminaliza el aborto en todas circunstancias sigue vigente en el país, algo que impacta "negativamente" sobre los derechos de las mujeres, así como los derechos a la vida, a la integridad personal, a la salud, sostuvo el informe de la comisión.

Sobre el sistema carcelario, mencionó las "deplorables condiciones" de detención y altos niveles de hacinamiento de los presos de libertad verificados en la visita, por lo que se recomendó al Estado dotar a los centros penales de recursos humanos y financieros, así como implementar programas para la reinserción en centros de seguridad y máxima seguridad.

Asimismo, "la pobreza, la violencia y las desigualdades son reconocidas como parte de las causas y consecuencias de la afectación a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de la población víctima de desplazamiento forzado interno", lamentó la CIDH, y aconsejó aplicar medidas integrales que pongan los derechos en el centro de las estrategias de prevención. (Télam)