El Reino Unido se preparaba hoy para evacuar a sus tropas militares de Ucrania en caso de que la situación en este país empeore, informó hoy la prensa británica.

"La jefatura militar debe realizar una revisión completa de (la misión de entrenamiento británica) Orbital para garantizar que todo el personal del Reino Unido pueda ser retirado de manera segura", reportó el diario Daily Express, según la agencia de noticias Sputnik.

De acuerdo con esa publicación, los comandantes de las fuerzas armadas británicas ya tienen preparados sus planes de emergencia y en caso de necesidad de evacuación, los efectivos deberían dirigirse a la frontera con Polonia.

La mayoría de los militares británicos en Ucrania se encuentra en la ciudad de Yavorov, en la región de Lvov, y un pequeño grupo de oficiales permanece en la capital Kiev.

La orden de evacuación, no obstante, debe provenir del jefe de la oficina británica de operaciones conjuntas del Estado Mayor, el coronel general Charlie Strickland, quien recibirá dos veces al día información actual sobre la situación en Ucrania.

"Él la seguirá de cerca, para evaluar el impacto de cualquier 'intervención' en la posibilidad de retirar sus tropas, pues no puede permitir que se queden atrapadas allí", dijo una fuente de las fuerzas armadas.

Click to enlarge
A fallback.

Actualmente, durante los entrenamientos de los soldados ucranianos participan más de 100 militares británicos.

Esta noticia se produce una semana después de que el ministro de Defensa británico, Ben Wallace, calificara de "muy poco probable" el envío de tropas británicas al territorio ucraniano en caso de que Rusia decida implementar los planes que se le atribuyen, con el objetivo de provocar una nueva escalada en Ucrania.

Ucrania y varios países occidentales mostraron su preocupación por el presunto incremento de "acciones agresivas" por parte de Rusia cerca de la frontera ucraniana.

Rusia rechazó en más de una ocasión las acusaciones de planear una agresión contra Ucrania, alegó que no amenaza a nadie, y aseguró que las declaraciones sobre la presunta agresión rusa se utilizan como pretexto para emplazar más equipo militar de la OTAN cerca de las fronteras rusas.

El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, por su parte, declaró que Rusia desplaza tropas dentro de su propio territorio y a su consideración, y agregó que eso no debe preocupar a nadie. (Télam)