En medio de un aumento exponencial de casos de coronavirus por la variante Ómicron, los estudiantes de secundaria de Inglaterra deberán volver a usar tapabocas en clase, por lo menos durante un tiempo, anunció hoy el Gobierno británico.

El ministro de Educación, Nadhim Zahawi, dijo que la medida por ahora estará vigente hasta el 26 de enero desde el próximo martes, cuando los colegios secundarios de todo el Reino Unido retoman las clases tras dos semanas de vacaciones por Navidad.

Zahawi destacó que la decisión era un intento de "minimizar las interrupciones" en las escuelas, en momentos en que la variante Ómicron, que es la más contagiosa de las conocidas, impulsa las infecciones por coronavirus en el Reino Unido a niveles récord.

Los maestros no tendrán que usarlos bajo las nuevas pautas, agregó, informó la cadena BBC.

Hasta ahora, Inglaterra era la única de las cuatro partes del Reino Unido donde no se recomendaba el uso de tapabocas para los alumnos en las aulas, algo que sí se aconsejaba en Escocia, Gales e Irlanda del Norte para estudiantes de 11 años o más.

Durante las dos semanas de vacaciones que el Reino Unido tiene por Navidad, en pleno invierno, el número de casos diarios de coronavirus batió todos los récords, llegando hasta 189.000 el 31 de diciembre.

Click to enlarge
A fallback.

Zahawi indicó que la educación era la "prioridad número uno" para él y el Gobierno conservador del primer ministro, Boris Johnson, que solo tiene competencias de salud en Inglaterra.

Haremos "todo lo que esté en nuestro poder" para minimizar las interrupciones en el dictado de clases, dijo el ministro de Educación.

Johnson impuso algunas restricciones a principios del mes pasado, como el uso de tapabocas en la mayoría de los sitios de Inglaterra, el teletrabajo siempre que sea posible y un certificado de vacunación para asistir a eventos masivos.

Sin embargo, días antes y días después de Navidad descartó restricciones más estrictas, pese a pedidos de expertos médicos y reclamos de sindicatos de enfermeros y enfermeras.

Ayer, el ministro de Salud británico, Sajid Javid, insistió en que volver a imponer restricciones por el coronavirus en Inglaterra sería un "absoluto último recurso", y que se debe "tratar de vivir con Covid".

Reino Unido es uno de los países más golpeados por la pandemia, con casi 149.000 muertos.

Ayer se informaron 163.000 nuevos casos, una leve baja después de varios días de contagios sin precedentes. (Télam)