El Gobierno británico está considerando implementar escáneres más avanzados para eliminar las restricciones de seguridad en los aeropuertos sobre líquidos y dispositivos electrónicos con el objetivo de reducir las colas de pasajeros durante los controles.

Según dijo una fuente a la cadena de noticias BBC, los escáneres 3D de alta tecnología estarían en funcionamiento a mediados de 2024.

El equipo, similar a los escáneres de tomografía computarizada que se usan en los hospitales, brinda una imagen más clara del contenido de un equipaje.

El diario The Times, de Londres, informó que el Gobierno estaba llevando a cabo una revisión y que se esperaba un anuncio antes de Navidad, con la esperanza de que pueda reducir las colas en los aeropuertos del Reino Unido.

Actualmente, los pasajeros que llevan líquido en su equipaje de mano debe hacerlo en una sola bolsa de plástico transparente que no contenga más de 100 mililitros.

Las bolsas, que deben mostrarse al personal de seguridad, deben medir aproximadamente 20 centímetros por 20 centímetros.

Esos límites han estado vigentes desde noviembre de 2006, cuando la policía británica frustró un complot para hacer estallar hasta 10 aviones usando explosivos escondidos en botellas de bebidas.

Pero la nueva tecnología aeroportuaria que permite al personal acercar el contenido de una bolsa y rotar las imágenes para su inspección ayudará a prevenir los vuelos retrasados, según confía el Gobierno.

Los escáneres 3D se probaron en el aeropuerto londinense de Heathrow a partir de 2017, y John Holland-Kaye, director ejecutivo del aeropuerto, le dijo a The Times que los estaban implementando lentamente.

"Recién comenzamos la expansión del área de seguridad en la Terminal 3, que tendrá más escáneres en una fecha límite de mediados de 2024. Para entonces, la experiencia normal de los pasajeros será que los líquidos se queden en los equipajes", dijo. (Télam)