Los duques de York, el príncipe Andrés, y su exesposa, Sarah Ferguson, se harán cargo de los dos perros corgis de la fallecida reina Isabel II, informó hoy un vocero del primero citado por la prensa británica.

Esos perros se convirtieron, junto a sus sombreros y el bowling, en una de las señas de identidad más reconocibles de la difunta reina.

Andrés, tercero de los cuatro hijos que tuvo Isabel II, y Sarah Ferguson asumirán así el cuidado de Muick y Sandy, según la agencia de noticias Europa Press.

El primero se lo regaló el propio Andrés a su madre a principios de 2021, durante el confinamiento de la reina en el Castillo de Windsor.

En tanto, Sandy le fue obsequiado a la reina por su 95to. cumpleaños por Andrés y las princesas Beatriz y Eugenia.

Isabel II tuvo a lo largo de su reinado más de 30 perros del tipo corgi galés, una raza por la que tenía especial devoción, y durante el confinamiento por el coronavirus le hicieron mucha compañía, según reveló su vestidora, Angela Kelly.

La mayoría de los corgis de la reina eran descendientes de Susan, el primer ejemplar que tuvo y que recibió como regalo por su 18vo. cumpleaños, en 1944.

Durante el Jubileo de Platino de la reina, en junio pasado, se reunió a 70 corgis en Balmoral, Escocia -donde la monarca falleció el jueves pasado-, que participaron en una carrera. (Télam)