El príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II, que se enfrenta a una causa civil en Estados Unidos por agresión sexual, renunció a sus cargos honoríficos a la cabeza de regimientos militares y asociaciones benéficas, informó el jueves el Palacio de Buckingham.

"El duque de York seguirá sin desempeñar ninguna función pública y se defenderá en este caso en calidad de ciudadano privado", precisó el palacio en un breve comunicado, reportó la agencia AFP. (Télam)