Anthony Fauci, considerado el principal infectólogo de Estados Unidos, calificó hoy como apresurada la decisión del Reino Unido de aprobar el inicio de vacunación contra el coronavirus porque podría generar más daño que beneficios.

“Con prisa por lanzar la vacuna cuanto antes, es posible que los reguladores británicos no hayan analizado todos los datos correctamente”, señaló Fauci a la televisora Fox News y justificó el porqué del retraso de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para la aprobación de la vacunación en su país.

"La forma en que nuestra FDA lo está haciendo es la forma correcta", dijo el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID).

"Realmente examinamos los datos con mucho cuidado", agregó, y explicó que el objetivo es garantizar al público estadounidense que la aplicación de la vacuna sea tan segura y eficiente como podría ser.

Respecto al enfoque del Reino Unido, Fauci señaló que es poco probable que brinde beneficios adicionales al mismo tiempo que implica algunos riesgos innecesarios, como alienar a la población y aumentar el número de personas reacias a vacunarse.

El inmunólogo agregó que si la FDA no se tomara el tiempo para regular de forma adecuada “aumentaría la duda ya existente de muchas personas para vacunarse porque les preocupa la seguridad o les preocupa que fuéramos demasiado rápido”, dijo Fauci.

“Tenemos el estándar de un enfoque regulatorio con la FDA. El Reino Unido no lo hizo con tanto cuidado y se adelantó un par de días ”, agregó.

Aun así, admitió que todos los reguladores encargados de evaluar las vacunas Covid-19 en medio de una pandemia furiosa podrían encontrarse en un aprieto.

"Es casi una maldición si lo hacés y estás condenado si no lo hacés, porque si vas rápido y lo hacés de manera superficial, la gente no va a querer vacunarse", señaló.

El Reino Unido se convirtió ayer en el primer país en aprobar la vacuna de la empresa Pfizer junto con la alemana BioNTech.

La medida recibió inmediatamente el respaldo de funcionarios del Reino Unido como el secretario de Educación, Gavin Williamson, y el secretario de Negocios, Alok Sharma, quienes fueron generosos con sus elogios al tiempo que declararon al Reino Unido como líder en la lucha global contra la Covid-19 y como un país "mucho mejor" que el resto de las naciones occidentales que aún dudan en seguir el ejemplo de Londres.

Sin embargo, el público británico parecía escéptico, por lo que el ministro de Salud británico, Matt Hancock, se comprometió a vacunarse en vivo por televisión para demostrar que la vacuna es segura. (Télam)