Un primer caso de la variante brasileña de coronavirus fue detectado hoy en Madrid y profundizó el temor por el posible agravamiento de la pandemia en toda España.

El afectado es "un varón de 44 años, que entró en España el pasado 29 de enero a través del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas", informó el Gobierno regional de Madrid en un comunicado.

El hombre llegó al país con una prueba negativa, pero se le realizó un test de antígenos que resultó positivo. Fue trasladado a un hospital y, al obtener la secuencia genómica del virus, se comprobó que era de la cepa brasileña.

En España, donde las regiones son competentes en materia de salud pública y aportan los datos sobre el avance de la pandemia, es la primera vez que una región confirma oficialmente la presencia del nuevo patógeno.

Al menos dos casos de la variante sudafricana se notificaron recientemente.

El anuncio se produce luego de que el miércoles el Gobierno central limitara los vuelos desde Sudáfrica y Brasil.

Solo los nacionales o residentes españoles y andorranos provenientes de esos países pueden entrar a España, reseñó la agencia de noticias AFP.

Las variantes del virus detectadas en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil preocupan desde hace varias semanas a la comunidad internacional, que teme que sean más contagiosas y duda sobre la eficacia de los antídotos desarrollados.

La cepa inglesa está más difundida en el país, con cerca de 450 casos. según el Ministerio de Sanidad, pero esta podría ser mayoritaria en España para marzo, advirtieron las autoridades sanitarias.

España, uno de los países más golpeados del mundo por la pandemia, ha registrado más de 61.000 fallecidos y casi 3 millones de contagios.

Entretanto, en las últimas horas se reportó que un hospital español es el primero del mundo en haber probado con éxito un nuevo tratamiento para casos graves basado en la aplicación intravenosa de inmunoglobulina enriquecida.

De esta forma se evita que estos pacientes ingresen en las unidades de cuidados intensivos.

El hospital Gregorio Marañón de Madrid informó hoy que los dos primeros pacientes que presentaban una neumonía grave con mal pronóstico tratados con este ensayo internacional recibieron el alta sin necesidad de ser hospitalizados en las unidades de terapia intensiva.

Se trata de un fármaco experimental que fue "probado con éxito previamente en neumonía grave, por lo tanto seguro, y que por esa razón se cree que puede ser útil para casos graves de coronavirus, citó la agencia de noticias ANSA.

Este nuevo tratamiento consiste en administrar al paciente "una infusión de gammaglobulina intravenosa, es decir, defensas, que ha sido enriquecida a través del plasma de miles de donantes con inmunoglobulinas de tipo IgG, IgA e IgM".

La gammaglobulina forma parte del sistema inmunológico y es una proteína que está en la sangre producida por las células llamadas linfocitos-B, que tiene la capacidad de atacar a virus y bacterias.

El ensayo está en fase de implantación en otros países como Rusia, Brasil o Francia. (Télam)