El presidente de Rusia, Vladimir Putin, destacó el "carácter amistoso" de las relaciones entre su país y Brasil mediante un telegrama a su homólogo Jair Bolsonaro por la celebración hoy del Bicentenario del gigante sudamericano.

"Las relaciones ruso-brasileñas tienen carácter amistoso, lo que confirman plenamente nuestras negociaciones en febrero en Moscú", dice la carta, en relación al encuentro que ambos mandatarios tuvieron previo a la invasión rusa a Ucrania.

El documento añade que ambas naciones también obtuvieron buenos resultados en "la cooperación bilateral en diversas esferas, la colaboración en el marco de la ONU, los Brics, el Grupo de los Veinte y muchas otras estructuras".

Putin subrayó que Brasil es un miembro prestigioso de la comunidad internacional, juega un papel importante en la economía global y participa de una manera activa en resolver muchas cuestiones actuales de la agenda regional y global.

"Le deseo sinceramente a Usted y a todos sus ciudadanos buena salud, éxitos y prosperidad", concluye el texto del telegrama de felicitación con motivo del 200 aniversario de la independencia de Brasil, publicado en el sitio web del Kremlin y recogido por la agencia de noticias Sputnik.

Bolsonaro, que mantiene un buen vínculo con Putin, ha señalado que su país es "neutral" ante la guerra en Ucrania ya que necesita importar fertilizantes rusos para el agronegocio, uno de los sectores que constituyen su base electoral, clave para su intento de reelección en los comicios del 2 de octubre, en los que se enfrenta al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Según las encuestas, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) se encuentra 13 puntos por encima de Bolsonaro y tiene chances de ganar en la primera vuelta.

El mandatario de ultraderecha tiene previsto participar hoy en un desfile militar en Brasilia, mientras que por la tarde habrá otro desfile en Río de Janeiro, en el que se esperan a miles de sus seguidores.

"Será un movimiento nunca visto en la historia de Brasil", pronosticó ayer Bolsonaro al hablar con la radio de ultraderecha Jovem Pan. (Télam)