El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, afirmó hoy que son falsos los cargos por narcotráfico que un fiscal neoyorquino le imputó ayer durante un juicio en el que es procesado un presunto socio suyo al que, supuestamente, ayudó a traficar una gran cantidad de cocaína a Estados Unidos. 

"Cómo creer testimonios falsos de que yo hacía tratos con los narcos, cuando es hecho comprobado que (el cartel de) los Cachiros buscaron un trato con USA por lo imposible de los criminales de hacer un trato conmigo. Van a morir en una cárcel extranjera, si no les funciona la Llave Mágica", escribió Hernández en Twitter.

Las imputaciones contra el gobernante se realizaron en la corte federal de Manhattan, en Nueva York, durante el juicio a Geovanny Fuentes, un presunto narcotraficante hondureño que, según los fiscales, fue socio de Hernández en el millonario negocio de la droga.

El fiscal Jacob Gutwillig dijo al jurado que el mandatario y Fuentes "planificaron enviar tanta cocaína a Estados Unidos como pudieran".

Hernández, un abogado que asumió la Presidencia en 2014 y transita su segundo mandato, negó las acusaciones y se presenta como un ejemplo del combate contra el narcotráfico.

Sin embargo, los fiscales a cargo del caso lo consideran un "co-conspirador" de Fuentes, aunque de momento no ha sido inculpado ante la justicia.

Gutwillig sostuvo que Fuentes pagó en 2013 y 2014 sobornos por "25.000 dólares en efectivo del dinero de la droga" a Hernández a cambio de protección.

En Twitter, Hernández no se refirió directamente al caso de Fuentes y, en cambio, aludió a otra banda, Los Cachiros, que testificaron en la corte contra su hermano, Juan Antonio "Tony" Hernández, en una negociación con los fiscales a cambio de que les bajaran las penas.

"Tony", preso en Estados Unidos, fue declarado en 2019 culpable de narcotráfico "a gran escala" por lo que arriesga ser condenado a una pena máxima de cadena perpetua.

"Los testimonios falsos de los narcos son mentiras obvias. Los narcos dan su palabra jurada, que por $25.000 los narcos compraron la impunidad total. Pero a diez días de mi elección (en 2013, para su primer mandato) Los Cachiros decidieron abandonar su imperio de mil millones y negociar su rendición a USA", escribió Hernández.

En su testimonio contra "Tony", el líder del cartel Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, vinculó al presidente en el delito, consignó la agencia de noticias AFP.

Rivera aseguró que recibió millones de dólares en sobornos de narcotraficantes, incluido el mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, a cambio de protección para sus envíos de cocaína hacia Estados Unidos. (Télam)