El presidente del Parlamento europeo, David Sassoli, criticó hoy la falta de "coraje" de los Gobiernos europeos para comprometerse con la acogida de refugiados afganos que huyen por temor a la violencia de los talibanes tras la salida de las tropas estadounidenses de Afganistán.

"Estamos muy decepcionados tras el consejo de ministros del Interior de la UE de ayer. Hemos visto a países de fuera de la UE (Unión Europea) ofrecerse para acoger a demandantes de asilo afganos pero no hemos visto a un solo Estado miembro hacer lo mismo", lamentó el presidente de la Eurocámara en una intervención en el Foro Estratégico de Bled (Eslovenia).

El mensaje de crítica llega un día después de que los ministros del Interior de la UE abogaran por reforzar el apoyo a países vecinos de Afganistán, como Pakistán o Irán, para que sean ellos los que asuman la carga de la acogida de los refugiados que huyen del Gobierno talibán, con el objetivo de evitar que los demandantes de asilo lleguen a gran escala hasta territorio europeo.

En sus conclusiones, los Veintisiete apuntaban la posibilidad de que cada Estado miembro acogiera refugiados, pero de manera voluntaria y sin establecer plazos ni compromisos específicos sobre la capacidad de acogida.

El socialista italiano dijo entender que los Veintisiete actuaran primero para repatriar desde Afganistán a los europeos y al personal afgano que trabajó para ellos, pero criticó que "ninguno tuvo el coraje de ofrecer refugio a quienes ven su vida peligrar aún hoy".

Sassoli advirtió de que la UE no puede actuar como si no tuviera responsabilidad alguna en la crisis afgana: "Participamos en esta misión y compartimos los objetivos y retos", recordó antes de hacer un llamado los socios europeos a mostrar "una voz fuerte y común" en el plano internacional.

A su juicio la UE debe "ocupar su lugar, hacer oír su voz, definir sus intereses" también en el marco de la alianza transatlántica con Estados Unidos para participar en acciones "de estabilización, consolidación de la paz y desarrollo" en las relaciones multilaterales.

En este contexto, también apuntó a la necesidad de avanzar hacia una política común de seguridad y defensa para evitar "depender de la voluntad" de otras grandes potencias y quedar "expuestos a las amenazas" de regímenes autoritarios.

Según Acnur, además de los 2,2 millones de refugiados afganos que ya han sido acogidos por Irán y Pakistán, se espera que hasta 515.000 más huyan este año de Afganistán. (Télam)