El presidente de Israel, Isaac Herzog, pidió hoy atenuar la tensión política durante un discurso al inicio de la nueva legislatura en el Parlamento, al que instó a "reforzar la alianza entre miembros de la sociedad civil, de todas las creencias y religiones".

Herzog subrayó que los israelíes están "cansados de peleas" y reclamó "cohesión" y poner fin a las divisiones políticas ahora que la Knesset presenta el mayor número de diputados de derecha de la historia.

En este sentido, destacó que los israelíes, que han acudido a las urnas cinco veces en tan solo cuatro años, están "orgullosos de su país, pero también exhaustos de las peleas y sus consecuencias".

Agregó que es "responsabilidad de los representantes electos reforzar la alianza entre miembros de la sociedad civil, de todas las creencias y religiones", informó el diario local The Times of Israel.

"La población espera que trabajen para sus comunidades y que cumplan con su papel parlamentario. Que nos levantemos a diario y cuidemos de ellos", expuso.

Por su parte, Benjamin Netanyahu, que este fin de semana recibió oficialmente el encargo de formar gobierno, consideró que lo hará "pronto", después de haberse quedado, junto a sus aliados de ultraderecha, con la mayoría en el Parlamento tras los comicios del 1 de noviembre.

El primer ministro saliente, Yair Lapid, hizo hincapié en que la Knesset debe ser un "modelo para el debate civil" y pidió a los diputados utilizar la institución para "intercambiar ideas".

"Necesitamos que el Parlamento sea un lugar de pensamiento, no un lugar donde todo se basa en intercambiar insultos", sentenció.

Las elecciones parlamentarias se saldaron con la victoria del bloque de derecha encabezado por el partido Likud de Netanyahu, que cuenta con el apoyo de partidos ultraortodoxos y ultraderechistas.

En segundo lugar, quedó el partido liberal de centro Yesh Atid, seguido por el Partido Sionista Religioso, que logró colocar en el tercer puesto por primera vez en la historia del país a un partido de extrema derecha.

El pasado domingo, Herzog encargó a Netanyahu la tarea de formar gobierno.

De conseguirlo, será su sexto mandato como primer ministro.

Los comicios fueron convocados después de que la coalición de Lapid perdiera la mayoría tras un año en el poder. (Télam)