El presidente de Bolivia, Luis Arce, viajará el domingo a Brasil para someterse a un control médico de rutina después de haber superado un cáncer de riñón, se informó hoy oficialmente.

Arce “se encuentra sano pero realiza sus controles periódicos siguiendo las recomendaciones médicas”, afirmó la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, en conferencia de prensa.

La funcionaria subrayó que el presidente se curó del cáncer “gracias a Dios, a la Madre Tierra y a la solidaridad del pueblo boliviano”, según la agencia noticiosa estatal ABI.

El mandatario regresará a La Paz el martes y mientras dure su ausencia el Ejecutivo estará interinamente a cargo del vicepresidente, David Choquehuanca, por primera vez desde que ambos asumieron sus cargos el 8 de noviembre pasado.

En 2017 Arce fue diagnosticado con cáncer de riñón, por lo que a mediados de ese año dejó el cargo de ministro de Economía y se trasladó a Brasil, donde inició su tratamiento, que le permitió superar la enfermedad a fines de 2018. (Télam)