El presidente argelino, Abdelmadjid Tebboun, hospitalizado desde el 28 de octubre en Alemania por coronavirus, regresará al país en los próximos días, ya que si no lo hace puede ser removido por "discapacidad", informó hoy la prensa local.

Si el mandatario no reaparece antes del 12 de diciembre enfrentará la misma acusación constitucional que sufrió su antecesor, Abdelaziz Bouteflika, de 83 años, quien permaneció durante 20 años en la presidencia argelina.

"Esta larga ausencia por enfermedad, además de un 'protocolo' escaso de información, indica que está muy enfermo", afirmó a radio France 24 el politólogo argelino Mohamed Hennad.

Tebboun podría ser sometido al artículo 102 de la Constitución de Argelia, relativo a la vacancia del poder, el cual permite remover a un presidente en caso de "discapacidad temporaria por una duración máxima de 45 días".

Si se aplicara esta norma desde el día en que el mandatario de 75 años fue admitido en un hospital de Alemania, el 28 de octubre, podría cesar en su cargo el próximo 12 de diciembre.

En un comunicado, la Presidencia argelina señaló hoy que "el presidente de la República, que prosigue su convalecencia tras haber abandonado el hospital especializado en Alemania, asegura al pueblo argelino que actualmente está en la vía de la recuperación y que regresará al país en los próximos días", informó la agencia Europa Press.

La Presidencia confirmó el 3 de noviembre que Tebboune estaba recibiendo tratamiento por coronavirus en Alemania, varios días después de su traslado al país europeo por motivos que no fueron aclarados en su momento.

Tebboun ingresó en "cuarentena voluntaria" el 24 de octubre después de que varios de sus ayudantes mostraran síntomas del nuevo coronavirus.

El mandatario accedió al cargo tras su victoria en las elecciones del 19 de diciembre de 2019, ocho meses después de la dimisión forzada de Bouteflika.

El expresidente renunció a su cargo tras varias semanas de protestas contra su intención de volver a presentarse en los comicios presidenciales.

Argelia, el país más grande de África, reportó en las últimas horas un total de 83.199 infectados y 2.431 muertos, según informes del Ministerio de Salud local. (Télam)