El rey Abdullah II de Jordania recibió hoy en Amán al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a más de cuatro años de su último encuentro y de que su relación alcanzara "mínimos históricos".

La oficina de Netanyahu informó que el encuentro se centró en "cuestiones regionales" y en la cooperación entre los países vecinos.

Según un comunicado del Palacio Real jordano, los dos líderes hablaron de la situación en la Explanada de las Mezquitas, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde Jordania ejerce como guardián de los lugares santos islámicos.

El monarca jordano reiteró al primer ministro israelí que apoya la "solución de los dos Estados", con Jerusalén este como capital de un futuro Estado palestino que exista al lado del Estado de Israel, informó la agencia de noticias Europa Press.

Además, el rey Abdullah II manifestó a Netanyahu la "necesidad de respetar el statu quo histórico y legal en la Explanada de las Mezquitas", un punto altamente sensible por tratarse del tercer lugar santo del islam y el más sagrado del judaísmo.

El acuerdo sobre este lugar permite a los no musulmanes visitar el lugar en determinados horarios, pero no rezar en él.

Sin embargo, un número creciente de judíos, a menudo nacionalistas, rezan allí desde hace varios años, lo que los palestinos rechazan y consideran una provocación. 

El 3 de enero pasado, el ministro de Seguridad Nacional israelí, el ultraderechista Itamar Ben Gvir, visitó la Explanada de las Mezquitas y fue criticado duramente por varios países árabes y musulmanes, entre ellos Jordania.

Se trata del primer encuentro entre el premier israelí y el monarca jordano en más de cuatro años, luego de que él último dijera que las relaciones habían alcanzado "mínimos históricos".

Jordania se convirtió en 1994 en el segundo país árabe en reconocer el Estado de Israel y firmar un acuerdo de paz, después de Egipto. (Télam)