El primer ministro británico, Boris Johnson, pedirá cooperación internacional en la distribución de las vacunas durante la cumbre del G7 de esta semana, informó hoy el Gobierno de Reino Unido, que actualmente preside el foro de los poderosos países más industrializados del mundo -excepto China- y es la nación europea más afectada por la pandemia.

Durante la cumbre que se realizará de manera virtual el próximo viernes, Johnson llamará al resto de los miembros -Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia y Japón- a una aproximación global a la vacunación que "termine con las políticas divisivas y nacionalistas que ensombrecieron la respuesta inicial al coronavirus".

Desde que se comenzó a aplicar la vacuna contra el coronavirus a finales del año pasado, quedó demostrado que ningún país podría estar seguro hasta que lo estén todos y la distribución de las vacunas le dé una oportunidad para esta cooperación global, adelantó el comunicado del Gobierno británico.

"Los pasos agigantados en ciencia nos han dado las vacunas que necesitamos para terminar esta pandemia de una vez. Ahora los gobiernos mundiales tienen la responsabilidad de trabajar juntos para dar a estas vacunas el mejor uso posible", señaló Johnson.

El mandatario británico también aseguró que espera que "2021 sea recomendado como el año que la humanidad trabajó junta como nunca antes para derrotar a un adversario común, informó la agencia de noticias Europa Press.

El evento será además el primer compromiso multilateral para el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y a él asistirán además de los líderes del G7, los presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea, dos de las tres principales instituciones de la Unión Europea. (Télam)