El Partido Nacional (PN) de Uruguay, integrante de la alianza gobernante, se hará cargo de pagar la deuda de 6.200 dólares que el Ministerio de Salud le impuso al Congreso por el incumplimiento de los protocolos sanitarios durante el funeral del exministro Jorge Larrañaga, el domingo 23 de mayo.

"Le pedimos a la vicepresidenta de la República (Beatriz Argimón) que el Partido Nacional se haga cargo de la multa. Es lo que corresponde. Todo fue fruto de la emoción del momento particular que estábamos viviendo", explicó el presidente del PN, Pablo Iturralde, en una conferencia de prensa.

Iturralde afirmó que “no corresponde que se pague (la multa) con dinero de la gente”, sino que la asuman “los responsables, los dirigentes del partido que asumimos esa falta”.

"Nos dimos abrazos, incumplimos las normativas en muchas de las cosas", añadió, según el sitio del diario El País.

El dirigente blanco evaluó que corresponde asumir la "responsabilidad plena" porque como partido y como dirigentes incumplieron determinadas normas y señaló que la autoridad sanitaria "no ha hecho más que aplicar la legislación vigente".

La vicepresidenta Argimón, por su parte, agradeció el gesto del PN porque quería “dejar bien en claro que fue un protocolo organizado y cumplido por la ciudadanía a raíz de lo que fue la organización de los funcionarios, y que ese desborde fue difícil de poder manejar".

Además de la multa al Palacio Legislativo, el Ministerio anunció también que iniciaría una investigación por la participación del cardenal Daniel Sturla en el velorio, cuando el religioso debía estar aislado cumpliendo una cuarentena preventiva por haber estado en contacto con un positivo de coronavirus. (Télam)