La Asamblea Nacional de Ecuador censuró al excontralor general, Pablo Celi, acusado de delitos de corrupción, por lo que no podrá ejercer cargos públicos durante dos años, señaló el órgano en las últimas horas en su cuenta de Twitter.

Con el voto unánime de 136 asambleístas, el Legislativo "aprueba el proyecto de resolución que censura al ex contralor por incumplimiento de funciones", señaló la Asamblea en su mensaje en la red social en el que precisa que la medida "consiste en la prohibición de ejercer algún cargo en el sector público" por el período indicado.

A la sesión, que duró cerca de 13 horas, asistió Celi, quien fue detenido el 13 de abril en medio de una indagación por el presunto delito de delincuencia organizada, en el denominado caso "Las Torres", que salpica a la petrolera estatal Petroecuador.

Celi y el exsecretario general de la presidencia José Agusto Briones habrían exigido sobornos a cambio de eliminar sanciones económicas sobre contratos suscritos por Petroecuador y la empresa Nolimit entre 2017 y 2020, según la Fiscalía.

Briones, que ejerció varios cargos durante la presidencia de Lenín Moreno (2017-2021), murió ahorcado en la cárcel el 23 de mayo de 2021.

El excontralor Celi, quien permanece en una prisión en Quito, se defendió alegando que condujo con "transparencia" la institución.

"Este juicio es nulo, de nulidad política y nulidad moral, porque fue acomodado desde sus inicios", expresó.

El asambleísta Juan Carlos Lloret, de la centroizquierdista formación Unión por la Esperanza y que presentó el juicio, aseguró que Celi "asumió el cargo forzando la norma legal, desconociendo, inclusive, la legítima designación" de otra funcionaria, indicó la Asamblea en un comunicado.

El diputado Fernando Villavicencio (independiente), por su parte, presentó ayer en la Fiscalía una denuncia contra Celi a quien acusa de haber liderado junto con su antecesor Carlos Pólit, prófugo de la justicia, una "estructura criminal".

Los exfuncionarios "han sido parte de toda una trama de corrupción que va desde el desvanecimiento de glosas (multas) por más de 1.000 millones de dólares en perjuicio del Estado ecuatoriano, la desaparición de documentos importantísimos", expresó Villavicencio.

Celi renunció desde la cárcel a inicios de julio mediante una carta en la que tildó de "arbitraria e injusta" su detención.

La investigación contra el ex contralor inició en junio de 2019 tras la detención de dos personas en Estados Unidos por lavado de activos.

El expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, reaccionó de inmediato al fallo, con un mensaje en Twitter en el que señala que "la condena de un delincuente como Celi es solo primer paso para recuperar la verdad después de 4 años de atroces mentiras, persecución y destrucción, envenenando alma y mente del pueblo ecuatoriano".

El exmandatario, que actualmente reside en Bélgica, tiene una condena por cohecho agravado por la que perdió sus derechos políticos durante 25 años, tras una causa en la que siempre alegó persecución política y "lawfare". (Télam)