El Congreso de Marruecos votó hoy "reconsiderar" su relación con el Parlamento Europeo después de que el organismo aprobara una resolución que criticaba la situación de libertad de prensa en el país y la supuesta trama de sobornos para ganar influencia en Bruselas.

"Vamos a enviar el acta y el comunicado de prensa resultante de este pleno a la Presidencia del Parlamento Europeo, así como las decisiones que se tomarán posteriormente", anunció el vocero de la Cámara de Representantes marroquí, Rachid Talbi Alami, según informó el diario Le Matin.

El Parlamento Europeo aprobó el pasado jueves por 356 votos a favor, 32 en contra y 42 abstenciones una resolución que pedía respeto para la libertad de expresión y de los medios de comunicación.

Además, denunció el uso del programa de espionaje 'Pegasus' y reclamó también "un proceso justo" para los periodistas encarcelados Omar Radi, Sulaiman Raisuni y Taufik Buachrine.

También la presidenta de la Unión de Empresas de Marruecos, Neila Tazi, afirmó que la resolución europea "constituye un ataque directo a las instituciones marroquíes", en las que expresó su "confianza plena".

Y del lado gremial, Nouredine Salik, de la Unión Marroquí del Trabajo, afirmó que "nadie, dentro o fuera de Marruecos, puede pretender defender los derechos humanos de los trabajadores más que nosotros".

Las dos cámaras del Parlamento marroquí habían sido convocadas el sábado a un plenario conjunto para rechazar el pronunciamiento del Parlamento Europeo. (Télam)