Legisladores belgas aprobaron hoy un tratado duramente criticado que permite el canje de prisioneros con Irán y que abre la puerta para que un diplomático iraní encarcelado por terrorismo regrese a su país, informó la prensa internacional.

Después de dos días de intenso debate, el parlamento votó 79 a 41 a favor del tratado, que había sido avalado el 6 de este mes por una comisión legislativa.

El texto fue defendido por el Gobierno, que lo presentó como el único medio para liberar a un trabajador humanitario belga tomado como rehén hace cinco meses en Teherán, según la agencia de noticias AFP.

Desde la revelación de su contenido hace tres semanas, el tratado desató un intenso debate en el parlamento, donde se expresaron las mismas preocupaciones que entre los opositores iraníes.

Esos opositores temen que el texto propicie el envío a Teherán y el posible indulto de Assadollah Assadi, condenado en Bélgica en 2021 a 20 años de prisión por intento de asesinato terrorista.

El proyecto votado está "hecho a su medida, es un texto para la liberación de un terrorista condenado en Bélgica", afirmó antes de la votación el diputado centrista Georges Dallemagne, aplaudido por los legisladores nacionalistas flamencos.

"Una rendición al terror de Irán", agregó en su cuenta de la red social Twitter.

Por su parte, el diputado del Movimiento Reformista - liberal conservador- Denis Ducarme se manifestó en la misma línea antes de la votación cuando anticipó su voto negativo en Twitter: "Liberar a un terrorista va contra mis principios y mis valores, pero también contra el sentido de mi compromiso político durante muchos años", dijo.

Assadi se declaró culpable en febrero de 2021 de orquestar un atentado terrorista, frustrado in extremis, el 30 de junio de 2018 cuando la policía belga detuvo a una pareja belgo-iraní en posesión de explosivos.

La pareja iba a viajar a Francia, donde estaba previsto realizar el atentado contra la reunión anual del Consejo Nacional de la Resistencia Iraní, coalición opositora al gobierno de Teherán.

Los jueces belgas consideraron que Assadi había promovido el atentado bajo su cobertura diplomática.

Destinado posteriormente a la embajada iraní en Viena, fue detenido el 1 de junio de 2018 en Alemania y enviado a Bélgica tres meses después. (Télam)