El Papa Francisco y el presidente de Italia, Sergio Mattarella, reivindicaron hoy el rol del personal sanitario y los gestos de "altruismo" que marcan su tarea, al celebrar el país el día anual para honrar a médicos y enfermeras en coincidencia con el aniversario del primer caso de coronavirus de transmisión comunitaria detectado en suelo italiano.

El Papa destacó que la dedicación de quienes, incluso en estos días, trabajan en hospitales y estructuras sanitarias constituye "una vacuna contra el individualismo y el egocentrismo" y Mattarella puso de relieve la "abnegación" del personal del área.

En la noche del 20 de febrero de 2020, un hospital en Codogno, en el norte de Italia, confirmó que un italiano de 38 años estaba infectado con el coronavirus, sin haber tenido contacto con nadie que hubiera estado antes en China, donde estalló por primera vez el brote de Covid-19.

Un año después, Italia registra algo más de 95.000 muertos por la pandemia, la segunda cifra más alta en Europa después del Reino Unido.

Según el sitio Vatican News, Francisco hizo pública una carta que leyó el titular de la Pontificia Academia de la Vida, monseñor Vicenzo Paglia, en la que elogió la "participación generosa, a veces heroica, de la profesión vivida como misión".

El Sumo Pontífice consideró que esa dedicación "demuestra el deseo más auténtico que habita en el corazón del hombre: estar cerca de aquellos que tienen más necesidad y se entregan por ellos".

La carta resalta que "el ejemplo de tantos de nuestros hermanos y hermanas, que arriesgaron su vida hasta perderla, suscita en todos una profunda gratitud y da pie a la reflexión".

"Ante esta entrega, toda la sociedad se ve animada a dar un testimonio cada vez mayor de amor al prójimo y de atención a los demás, especialmente a los más débiles", agrega.

Mattarella, en tanto, acompañó el luto por los numerosos trabajadores del sector que contrajeron la Covid-19 y murieron, una cifra que las asociaciones profesionales ubican en 326 médicos y 81 enfermeras.

El Presidente dijo que "el profesionalismo y la abnegación" de los trabajadores médicos contribuyeron a los esfuerzos "para evitar que la epidemia se precipite en una catástrofe irreversible", consignaron medios romanos.

Para el líder italiano, aún con deficiencias, el sistema nacional de salud mostró que puede ser una estructura "para preservar e invertir, para proteger" a los italianos colectivamente.

Italia reveló hoy 14.931 nuevos casos de contagiados, con lo que el número total, desde el inicio de la pandemia, llega a 2.795.796. Con los 251 muertos informados oficialmente, el número de fallecidos es de 95.486, informó la página web del diario Corriere Della Sera. (Télam)