El candidato a gobernador de La Paz, Franklin Flores, dijo hoy que el Movimiento Al Socialismo (MAS) confía en ganar el control de la mayoría de los nueve departamentos de Bolivia al cerrar con actos masivos en las calles su campaña de cara a las elecciones del próximo domingo.

"Estamos optimistas, confiamos en que vamos a ganar porque quedamos apenas a unas décimas de la victoria en primera vuelta y porque hemos hecho una campaña por todas las provincias y comunidades del departamento", manifestó Flores en declaraciones a la prensa, informó la agencia de noticias Sputnik

El candidato masista, un exdiputado indígena, aseguró que con igual optimismo están los otros tres candidatos oficialistas a gobernadores departamentales, de los cuales dos irán al balotaje como ganadores en la primera vuelta y el otro como segundo más votado.

En las elecciones del 7 de marzo pasado, el MAS ganó una amplia mayoría de los municipios y se impuso en tres de los nueve departamentos, en tanto que otros dos fueron para la oposición y la definición de las cuatro gobernaciones restantes quedó pendiente de los balotajes del próximo domingo.

El MAS, que en las elecciones de octubre de 2020 ganó el Gobierno y la mayoría en las dos cámaras del Parlamento, renovó en mayo su mayoría a nivel municipal y quedó a un paso de hacerlo también en las gobernaciones departamentales, como prometió varias veces el jefe de ese partido, el expresidente Evo Morales, aunque la oposición está bien posicionada para ganar las principales ciudades del país.

El partido gobernante fue el único que presentó candidatos en todas las jurisdicciones departamentales, municipales e indígenas y es el único que, incluso donde no logró la victoria, ha ganado puestos en todos los concejos y asambleas municipales.

La oposición, que volvió a fracasar en sus intentos de conformar un frente único contra el MAS, concurrió a las regionales dividida en más de 40 frentes, partidos y agrupaciones ciudadanas.

El mayor triunfo regional de la oposición el 7 de marzo fue el del ultraderechista y exlíder cívico Luis Fernando Camacho, que ganó la gobernación de Santa Cruz (este) con más de 50% de votos.

Otra fuerza opositora, Comunidad Ciudadana, del expresidente Carlos Mesa (2003-2005), que había resultado segunda en las elecciones generales de octubre, quedó borrada del mapa regional, sin gobernaciones ni municipios.

Flores logró en la primera vuelta 39,7% de los votos, quedando a apenas tres décimas de ganar en esa ronda la elección de gobernador de La Paz.

Enfrentará en el balotaje a otro indígena, Santos Quispe, hijo de carismático y radical líder indígena Felipe Quispe -fallecido en plena campaña por coronavirus- que quedó en el segundo lugar como candidato del movimiento Jallalla, con casi 15 puntos porcentuales menos de votación.

Los otros departamentos en los que se realizarán balotajes para gobernadores son Oruro (oeste), Pando (norte), con victorias masistas insuficientes en primera vuelta, y Chuquisaca (sur), región en la que se impuso un dirigente campesino exmilitante del MAS. (Télam)