Autoridades del museo estatal de Auschwitz-Birkenau informaron hoy que ningún representante ruso fue invitado a las conmemoraciones del 78 aniversario de la liberación por el Ejército soviético del campo de exterminio nazi, debido a la actual invasión rusa de Ucrania.

"Considerando la agresión contra una Ucrania libre e independiente, los representantes de la Federación de Rusia no han sido invitados para participar en la conmemoración de este año", precisó Piotr Sawicki, el vocero del museo del antiguo campo de la Alemania nazi, localizado en el sur de Polonia.

Rusia siempre participó en la ceremonia que se celebra todos los años el 27 de enero y un representante del país tomaba la palabra en la conmemoración. 

El vocero del museo, Piotr Cywinski, declaró que era obvio que no podía "firmar ninguna carta de invitación al embajador ruso", en el contexto del conflicto, informó la agencia de noticias local PAP, según reprodujo la francesa AFP

"Espero que cambie en el futuro, pero tenemos un largo camino por recorrer. Rusia va a necesitar un tiempo extremadamente largo y una profunda introspección luego del conflicto para volver a los salones del mundo civilizado", manifestó Cywinski.

El día que Rusia inició la invasión contra Ucrania, el 24 de febrero de 2022, el museo calificó el ataque ruso como "acto de barbarie".

El campo de Auschwitz-Birkenau, construido en la Polonia ocupada, se convirtió en un símbolo del genocidio cometido por la Alemania nazi contra 6 millones de judíos europeos, de los cuales un millón murió en él entre 1940 y 1945. 

El campo, donde también murieron 80.000 polacos no judíos, 25.000 roms y 20.000 soldados soviéticos, fue liberado por el Ejército Soviético el 27 de enero de 1945. (Télam)