El movimiento independentista catalán acusó hoy al Estado de España de haber espiado a decenas de sus líderes mediante un programa informático en sus teléfonos móviles, un hecho documentado en un informe de un organismo canadiense y publicado por The New Yorker y El País.

"Hemos sido espiados de forma masiva e ilegal a través de un programa que solo pueden tener los Estados. Políticos, abogados y activistas, víctimas de la guerra sucia del Estado español", tuiteó el expresidente catalán, Carles Puigdemont, informó la agencia de noticias AFP.

Hoy, los medios estadounidense The New Yorker y español El País se hicieron eco de un informe del Citizen Lab, un organismo canadiense con sede en la Universidad de Toronto, según el cual al menos 65 destacados independentistas catalanes fueron espiados mediante el software Pegasus.

Casi todos los incidentes de espionajes con ese programa informático israelí, que permite leer mensajes y activar de manera remota la cámara y el micrófono de los teléfonos, ocurrieron entre 2017 y 2020.

Entre los afectados Citizen Lab menciona al actual presidente regional catalán Pere Aragonés (cuando todavía era vicepresidente regional, entre 2018-2021), los expresidentes catalanes Quim Torra (2018-2020) y Artur Mas (2010-2016), eurodiputados, diputados del Parlamento regional catalán y miembros de organizaciones civiles independentistas.

Carles Puigdemont, quien se marchó a Bélgica para evadir la justicia tras la frustrada secesión de Cataluña en octubre de 2017, no fue directamente atacado por el programa informático, pero sí muchas personas de su entorno, entre ellas su esposa, agregó el organismo canadiense.

Hasta este lunes, el gobierno español no se ha pronunció sobre estas informaciones.

En julio de 2020, el entonces presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, denunció haber sido espiado mediante Pegasus por el Estado español, una acusación rechazada por el Gobierno del socialista Pedro Sánchez.

"El gobierno español debe dar explicaciones de inmediato", tuiteó hoy Pere Aragonés, y subrayó que "este software de espionaje sólo puede ser adquirido por los Estados".

Desde hace más de una década, Cataluña ha sido foco de una pugna entre el separatismo, que controla desde hace años el gobierno y Parlamento regionales, y el Gobierno central español.

Tras el referendo de autodeterminación, declarado ilegal por la justicia de España; la fallida declaración de independencia de 2017 y las manifestaciones multitudinarias en rechazo a la condena a prisión de nueve dirigentes separatistas en 2019, las tensiones bajaron considerablemente con el gobierno Sánchez.

En febrero de 2020, Sánchez lanzó una negociación con los independentistas e indultó en junio de 2021 a los nueve líderes independentistas presos. (Télam)