El ministro de Salud italiano Roberto Speranza pidió "no temer a los orígenes" de la vacuna Sputnik V y aseveró que ya pidió que la Unión Europea haga una evaluación científica sobre el fármaco.

"No debemos temer a los orígenes de las vacunas. Lo que nos importa es que pasen por el EMA", planteó Speranza, en referencia a la agencia europea de medicamentos, el órgano que valida las vacunas en el continente.

Según informa este jueves el sitio Askanews, Speranza planteó que ya fue "solicitada a la Unión Europea la evaluación científica" sobre la vacuna Sputnik.

Italia inició el 27 de diciembre su campaña de vacunación con los fármacos producidos por Pfizer-BioNTech y Moderna, aunque el avance de la suministración sufre demoras por los constantes retrasos de los proveedores. (Télam)