El Senado colombiano rechazó hoy por 69 votos a 31 la moción de censura contra el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, impulsada por la oposición a raíz de los abusos policiales en las protestas sociales que estallaron hace casi un mes.

El Senado "expresó su apoyo a soldados y a policías que ofrecen su vida por Colombia", expresó en Twitter Molano, para quien este resultado es "un voto de confianza (...) para seguir actuando contra la violencia y los bloqueos", según destacaron la agencia de noticias AFP y la prensa colombiana.

Molano, a quien responde orgánicamente la Policía, aparecía a ojos de la oposición como responsable indirecto de la represión, que recibió la condena internacional.

Los partidos Centro Democrático, de la U, Cambio Radical y el Conservador habían anunciado que respaldarían al ministro Molano.

El senador de izquierda, Iván Cepeda, denunció en la misma red social que la negativa constituye un "acto de complicidad con la impunidad de crímenes de lesa humanidad", reportó la cadena Caracol.

"Lo que ha hecho el Senado de la República es avalar el asesinato de jóvenes en Colombia y el terrorismo de Estado", dijo el senador opositor Gustavo Petro.

"Las mayorías de este congreso han firmado por la masacre de su propio pueblo, y lo hacen por corrupción", agregó Petro.

Desde el 28 de abril, decenas de miles de colombianos han salido a las calles para rechazar un alza de impuestos propuesta por el presidente Iván Duque como una forma de mitigar el deterioro económico que agudizó la pandemia.

Aunque el mandatario conservador retiró el proyecto del Congreso, la violenta represión de las protestas por la policía, condenada por la comunidad internacional, avivó el malestar.

La fiscalía y el ministerio de Defensa reportan 43 muertos (dos de ellos policías) y más de 2.000 heridos en casi un mes de movilizaciones.

En Bogotá, Cali y ciudades intermedias, principalmente situadas en el oeste del país, las manifestaciones pacíficas del día escalan regularmente en disturbios por la noche.

Pese a la avalancha de videos que parecen inculpar a los uniformados, el gobierno cierra filas detrás de la fuerza pública y acusa a grupos armados de infiltrar las protestas.

Molano fue designado en Defensa en febrero de este año, tras la muerte por covid-19 de su antecesor, insiste en despejar a la fuerza los bloqueos de vías que llevan a cabo algunos manifestantes y exasperan a una parte de la población. (Télam)