El titular del Ministerio del Interior de Francia, Gerald Darmanin, le ordenó hoy al jefe de la Policía de París prohibir las manifestaciones en apoyo a Palestina planeadas para el próximo sábado, mientras crece la escalada militar en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza.

"Pedí al prefecto de la Policía de París prohibir las acciones planeadas para el sábado en relación con la tensión en Medio Oriente", tuiteó hoy el ministro.

Darmanin recordó que en manifestaciones semejantes organizadas en 2014 se cometieron "serias infracciones" y anunció que dio indicaciones a los prefectos "de mostrar especial vigilancia y rigurosidad".

El anuncio del ministro se dio en paralelo a una manifestación en apoyo al pueblo palestino que se desarrolló en la Plaza de la República de la capital francesa con la participación de decenas de personas y que se desarrolló de modo pacífico.

Desde el 3 de mayo, protestas, represión y los peores enfrentamientos en años entre manifestantes palestinos y la policía israelí dejaron cientos de heridos en Jerusalén este, la parte de la ciudad considerada por la ONU como ocupada, aunque fue anexada por Israel.

El lunes pasado la situación se agravó bruscamente en la frontera entre la Franja de Gaza e Israel y desde entonces los muertos son casi 100 y los heridos se cuentan de a cientos, la gran mayoría dentro de Gaza.

En medio de este contexto de creciente violencia, hoy cerca de 100.000 musulmanes palestinos llegaron a la mezquita de Al Aqsa de Jerusalén para celebrar el fin del mes sagrado del Ramadán, pese a los intentos de Israel de restringir su acceso debido a los enfrentamientos en la ciudad, los múltiples ataques y choques en varias ciudades con importante población palestina-israelí, y la escalada de la tensión en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza. (Télam)