El líder supremo de Irán, el ayatollah Ali Jamenei, calificó hoy de "gran error" unas declaraciones del ministro de Exteriores, Mahamad Javad Zarif, que se filtraron la semana pasada y en las que criticó la influencia del Ejército en la diplomacia iraní, y el canciller se disculpó, informó la prensa internacional.

Las declaraciones del canciller Javad Zarif, surgidas de una conversación privada de tres horas, fueron publicadas por medios de comunicación extranjeros el 24 de abril último, lo que provocó un gran descontento entre los conservadores.

"La política del país se compone de las partes económica, militar, social, científica y cultural, además de las relaciones exteriores y la diplomacia", subrayó hoy Jamenei en un discurso televisado.

Si "una contradice a la otra, no tiene ningún sentido. Es un gran error que ningún responsable de la República Islámica debe cometer", añadió, según la agencia de noticias AFP.

Jamenei enfatizó que "no hay lugar en el mundo en el que la política exterior esté diseñada por el ministerio de Relaciones Exteriores", y agregó que el aparato diplomático solo es "el ejecutor" de las decisiones que se toman a niveles superiores.

El audio "robado", según el Gobierno, se conoció a menos de dos meses de las elecciones presidenciales en Irán y además coincidió con unas negociaciones en Viena destinadas a revitalizar el pacto sobre el programa nuclear iraní firmado por Irán y varias potencias en 2015.

En la conversación filtrada, Zarif mencionó además el importante papel jugado por el general Qasem Soleimani, el comandante de la rama de operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución, asesinado por un dron de Estados Unidos en Irak el año pasado, y que casi lleva a los dos países a la guerra.

El canciller criticó a Soleimani por distanciarse de Rusia y seguir usando la aerolínea nacional Iran Air, que había sido sancionada por Estados Unidos, para operaciones sirias, pese a sus objeciones como ministro.

"En la República Islámica, el ámbito militar manda. He sacrificado la diplomacia en aras del campo militar", cuando el "campo militar" debería estar "al servicio de la diplomacia", dijo Zarif en el audio citado por el diario The New York Times.

Tras el revuelo, Zarif se disculpó públicamente con la familia de Soleimani.

"Siempre he creído que la política exterior debe ser objeto de armonía y cohesión nacional y ser gestionada y guiada desde el más alto nivel, y por tanto, seguir las visiones y las decisiones del líder es una necesidad innegable. Lamento mucho que algunas opiniones personales, que se expresaron simplemente para la transmisión honesta de experiencias y sin la intención de publicar, se publicaron en secreto y se explotaron selectivamente y se utilizaron como fuente de hostilidad", publicó el Instagram.

“Espero que el gran pueblo de Irán y todos los amantes del General (Soleimani) y especialmente la gran familia de Soleimani, me perdonen”, agregó.

Si bien algunos funcionarios habían sugerido a Zarif como potencial candidato para desafiar a los aspirantes más intransigentes, el ministro expresó que no se postulará para presidente en las próximas elecciones. (Télam)