El legislador probritánico Paul Givan fue elegido hoy ministro principal de Irlanda del Norte en reemplazo de Arlene Foster, quien renunció en medio de fuertes tensiones relacionadas con el Brexit.

El nombramiento de Givan, de 39 años, diputado en la asamblea regional norirlandesa por el Partido Unionista Democrático (DUP), fue anunciado por el nuevo líder del DUP, Edwin Poots, en Twitter.

"Una enorme responsabilidad acompaña este cargo, en particular servir al pueblo de Irlanda del Norte", dijo Givan, quien asumirá el puesto el próximo lunes, en un comunicado, informó la cadena BBC.

Irlanda del Norte está inmersa en nuevas tensiones provocadas por la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), efectiva desde el pasado 1 de enero, debido a los acuerdos comerciales especiales aplicados a la zona en virtud del acuerdo del Brexit.

Los partidos unionista y republicano dirigen conjuntamente el ejecutivo regional en virtud del acuerdo de paz del Viernes Santo, que en 1998 puso fin al sangriento conflicto entre republicanos católicos y unionistas protestantes que dejó unos 3.500 muertos en 30 años.

El Brexit reeditó las tensiones, porque el acuerdo de Viernes Santo exige mantener abierta la frontera entre Irlanda del Norte, que es parte del Reino Unido, y la República de Irlanda, que es parte de la UE.

Imponer controles aduaneros en esa frontera, que ahora es la única terrestre entre el Reino Unido y la UE, era rechazado fuertemente por los norirlandeses republicanos, que son los que quieren que la región se incorpore a Irlanda.

Para evitar esto, el Gobierno británico aceptó mantener a Irlanda del Norte dentro del mercado único europeo y en la unión aduanera, lo que implicó introducir controles aduaneros a las mercancías que llegan a Irlanda del Norte desde Gran Bretaña.

Los unionistas, apegados a su pertenencia a la corona británica, denunciaron esto como una separación del resto del Reino Unido y un paso hacia la reunificación de las dos Irlandas, y protestaron en las calles en meses recientes causando desmanes.

Jaqueada por la crisis, Foster, ministra principal desde 2015, anunció en abril que dejaría su cargo de líder del DUP a finales de mayo y de jefa del Gobierno regional a finales de junio.

Poots, ministro de Agricultura regional y un creacionista que rechaza la teoría de la evolución y está convencido de que el mundo fue creado 4.000 años antes de Cristo, fue elegido para liderar el partido.

Pero prefirió mantener su cargo actual y, por ello, nombró a Givan al frente del Ejecutivo local.

Si no quiere hacer estallar un ejecutivo restablecido en 2020 tras tres años de parálisis política, Givan tendrá que gobernar con la vice primera ministra republicana Michelle O'Neill, del Sinn Fein, principal partido republicano.

El Sinn Fein es el exbrazo político del desaparecido grupo armado Ejército Republicano Irlandés (IRA), la guerrilla católica que cometió decenas de ataques y atentados en su lucha por incorporar Irlanda del Norte a Irlanda.

(Télam)