El líder opositor ruso Alexey Navalny fue trasladado a un centro penitenciario de "régimen severo" tras cumplir las primeras semanas de su condena en el centro penitenciario de Pokrov, a 100 kilómetros de Moscú, informaron hoy sus abogados que ignoran donde está y temen por su vida.

"Dijeron en Pokrov que Navalny ya no está detenido ahí, que fue transferido a una colonia de régimen severo", indicó a la agencia de noticias Tass Olga Mijailova, una de las representantes legales del opositor. 

"Está relacionado con el hecho de que el veredicto de su nuevo caso entró en vigor" agregó, según reprodujo la agencia de noticias AFP.

De acuerdo a la legislación rusa, el lugar de traslado no se revela por motivos de seguridad, a los parientes les presentan toda la información necesaria solo después de que el prisionero llegue a su destino final.

A fines de mayo la justicia rusa confirmó la condena a 9 años de prisión de Navalny por el desvío de fondos donados a organizaciones de lucha contra la corrupción, acusaciones que él niega y considera políticamente motivadas.

Según la investigación, Navalny se apropió de más de 350 millones de rublos (más 4,1 millones de dólares estadounidenses) que su Fundación para la Lucha contra la Corrupción –una ONG etiquetada como agente extranjero y prohibida en Rusia por extremista– recibió en forma de donativos.

Otro hecho punible que se le atribuyó, de desacato al tribunal, consistió en las injurias que Navalny profirió contra una jueza durante el proceso que terminó para él con una multa de 850.000 rublos (unos 7.000 dólares), por calumnias a un veterano de la Gran Guerra Patria (1941-1945), nombre que dan los rusos a la guerra contra la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

La condena que cumplió el opositor corresponde a un caso de malversación de fondos que data de 2014, después de que en febrero de 2021 un tribunal de Moscú le reemplazara la pena suspendida por una de cárcel, por reiterado incumplimiento de presentación a las revisiones.

Antes de su detención en enero pasado, Navalny se encontraba en Alemania, donde había pasado varios meses en convalecencia después de haber sido envenenado, un acto del que considera responsable al presidente Vladimir Putin que desmiente las acusaciones. 

"Mientras no sepamos donde está Alexey, seguirá confrontado a un sistema que ya intentó matarlo, por eso nuestra tarea principal es localizarlo lo más rápidamente posible", comentó en Telegram su vocera, Kira Iarmych. (Télam)