El fundador de la guerrilla peruana Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, fue trasladado a un hospital cercano a la prisión en la que se encuentra por el agravamiento de su salud, informó hoy el Instituto Nacional Penitenciario (INPE).

En un comunicado, el INPE precisó que Guzmán, de 86 años, recibió atención médica especializada el lunes y que tras los exámenes que se le efectuaron el personal del Ministerio de Salud decidió derivarlo a un hospital, a lo que se negó a pesar de la visita del Comité Internacional de la Cruz Roja y la exhortación de la Defensoría del Pueblo.

Sin embargo, ayer, después de recibir la visita de su abogado defensor, "el interno fue trasladado de forma voluntaria en una ambulancia a un hospital cercano", donde se le proporciona atención médica, consignaron la prensa local y la agencia de noticias Europa Press.

El INPE indicó que el Comité Técnico del Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao (Cerec) continuará vigilando el estado de Guzmán y se dará más información oportunamente.

La institución penitenciaria informó el lunes que Guzmán, preso desde 1992, requirió atención médica al presentar "inapetencia recurrente" y "presión baja".

Guzmán, también conocido como Presidente Gonzalo, fue sentenciado a cadena perpetua en 2006, tras ser acusado de terrorismo.

Actualmente se encuentra cumpliendo condena en la Base Naval del Callao, en la costa central de Perú.

Según la Comisión de la Verdad y Reconciliación de Perú, entre los años 1980 y 2000 se registraron alrededor de 69.000 muertes provocadas por el conflicto armado en el país, afectando especialmente a las regiones rurales y poblaciones quechuas de las zonas andinas.

El organismo atribuye a Sendero Luminoso la culpabilidad de un alto porcentaje de víctimas. (Télam)