El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, reclamó hoy un alto del fuego "incondicional e inmediato" en Etiopía, uno de los países más pobres del mundo, donde el gobierno y fuerzas rebeldes de la región del Tigré libran desde hace un año una cruenta guerra por el poder.

"El proceso de paz en Colombia me inspira a hacer hoy un llamado urgente a los protagonistas del conflicto en Etiopía a un alto al fuego incondicional e inmediato para salvar el país", sostuvo Guterres al término de un discurso en la sede del Ejecutivo de Bogotá.

El cese de la conflagración contribuiría a "la estabilidad de la región", agregó el funcionario portugués, citado por la agencia de noticias AFP.

El conflicto entre las fuerzas etíopes encabezadas por el primer ministro Abiy Ahmed y los miembros del Frente de Liberación del Pueblo del Tigré (TPLF) dejó miles de muertos y más de dos millones de desplazados, según la ONU.

Gobiernos extranjeros pidieron a sus ciudadanos que se marchen del país africano en medio de temores de que los rebeldes puedan marchar hacia la capital, Addis Abeba.

La ONU había ordenado ayer la salida de sus empleados.

Click to enlarge
A fallback.

Guterres visita Bogotá con motivo de los cinco años del acuerdo de paz de 2016 que desarmó a las FARC después de medio siglo de enfrentamientos con militares que dejaron cientos de miles de muertos de ambos bandos. (Télam)