Los cinco países emergentes integrantes del grupo Brics volvieron a insistir hoy en la necesidad de suspender las patentes de las vacunas contra la Covid-19 para que las naciones desfavorecidas puedan acceder a los inmunizantes.

Formado en 2006 por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, el Brics emitió un comunicado conjunto tras una conferencia en línea presidida por el ministro indio de Relaciones Exteriores, Subrahmanyam Jaishankar.

Los ministros de Exteriores señalaron que una "inmunización amplia" ayudaría a acabar con la pandemia, y destacaron la "urgencia de que se desarrolle la distribución y el despliegue de vacunas contra la Covid-19, especialmente en países en desarrollo", informó la agencia de noticias AFP.

Por su parte, desde Pretoria, la ministra sudafricana de Relaciones Exteriores, Naledi Pandor, insistió en que "nadie estará seguro hasta que todos lo estemos".

Un acuerdo de suspensión "permitiría el uso de la propiedad intelectual, la compartición y la transferencia de tecnologías", declaró Pandor durante la reunión en línea del grupo, y esto facilitaría "la producción de vacunas terapéuticas y una distribución más amplia".

Sudáfrica e India están llevando a cabo una campaña ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que se renuncie temporalmente a los derechos de propiedad intelectual.

El presidente estadounidense, Joe Biden, se mostró favorable, y también China, pero otros actores destacados de la industria farmacéutica, como la Unión Europea, el Reino Unido y Japón, son reacios a la idea.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en África subsahariana solo se aplicó el 2% de las vacunas administradas en el mundo.

Hasta la fecha, 63 países apoyaron la propuesta de Nueva Delhi y Pretoria, pero para alcanzar un acuerdo se necesita la unanimidad de los 164 países miembros de la OMC. (Télam)