El Gobierno italiano inició hoy en la Cámara de Diputados el tratamiento del proyecto de ley para garantizar el envío de armas a Ucrania para todo 2023 y que ya tuvo media sanción del Senado a inicios de año.

El Ejecutivo de coalición entre tres fuerzas de derecha y ultraderecha que encabeza la premier Giorgia Meloni busca que el Parlamento termine de ratificar esta semana el plan para suministrar armamento a Ucrania que divide a la oposición, incluidos una serie de misiles tierra-aire de fabricación franco-italiana.

En ese marco, desde el centro y centroizquierda el Partido Democrático y el denominado "Tercer Polo" de Italia Viva y Acción avalan el plan del Gobierno, pero el Movimiento Cinco Estrellas se mantiene firme en su rechazo con el expremier Giuseppe Conte como principal vocero.

Dentro del oficialismo, en tanto, la Liga de Matteo Salvini es la fuerza que mostró más dudas sobre la eficacia de las sanciones a Rusia incluidas en el proyecto de envío de armamento, aunque se descuenta su apoyo a la iniciativa, informó la cadena pública Rai.

"Estamos haciendo todo lo posible por Ucrania. Estamos listos para enviar tantas más armas como sea posible", anunció a mediados de enero el canciller Antonio Tajani al defender el proyecto en el Senado.

La premier Meloni planteó a fines de 2022 su intención de visitar Kiev "antes del 24 de febrero"; cuando se cumpla el primer aniversario de la invasión rusa que dio origen a la guerra, al tiempo que invitó al mandatario Volodimir Zelenski a visitar Roma. (Télam)