El Gobierno de Colombia confirmó la extradición a Estados Unidos de Álvaro Córdoba, hermano de la senadora oficialista Piedad Córdoba, a quien la Justicia estadounidense reclama por su supuesta colaboración con las disidencias de las extintas FARC para el tráfico de cocaína, informó hoy la prensa local.

El ministro de Justicia, Néstor Ozuna, firmó la petición de extradición el pasado 18 de noviembre, se supo hoy, después de que la defensa de Córdoba lograra retrasar la resolución que en septiembre había sido ratificada por el presidente Gustavo Petro, según los diarios El Espectador y El Tiempo.

Detenido en Medellín en febrero, su hermana, la senadora Córdoba, afirmó que se trata de una "persecución" contra ella y su familia por su vuelta a la actividad política.

"Que se muestren las pruebas que soportan este nuevo montaje judicial", escribió la legisladora entonces en sus redes sociales.

La Justicia de Estados Unidos reclama a Álvaro Córdoba por varios delitos, entre ellos asociación para delinquir, posesión y tráfico de armas de fuego y explosivos.

Según la investigación, Córdoba formaría parte de una organización criminal con ramificaciones en países como Venezuela y México.

La detención se produjo después del trabajo de un agente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) que se hizo pasar por un narcotraficante mexicano, con quien Córdoba mantuvo conversaciones, que fueron grabadas, en las que se negociaba el envío a ese país de más de 3.000 kilos de cocaína al mes. (Télam)