El Gobierno de Perú autorizó hoy el doble empleo remunerado de los médicos en el sector público para enfrentar la pandemia de coronavirus, tras eliminar una prohibición de rango constitucional.

Durante esta emergencia sanitaria, los médicos podrán trabajar en más de un hospital o consultorio público, que son operados por el Ministerio de Salud o el Seguro Social de Salud.

"Esta reforma constitucional es primordial, por lo que ayer (martes) mismo la promulgué y hoy se ha publicado en el diario oficial, para que entre inmediatamente en vigencia", tuiteó hoy el presidente interino peruano, Francisco Sagasti.

El artículo 40 de la Constitución establecía que "ningún funcionario o servidor público puede desempeñar más de un empleo o cargo público remunerado". La reforma liberó de esta prohibición al "personal médico especialista o asistencial de salud, ante una emergencia sanitaria".

La modificación había sido aprobada el pasado jueves por unanimidad en el Congreso en momentos en que Perú sufre los embates de la segunda ola de la pandemia, lo que tiene saturados a los hospitales con más de 13.800 pacientes con covid-19, en medio de una aguda escasez de oxígeno medicinal.

En el país andino rige desde el 1 de febrero una cuarentena obligatoria en Lima y otras nueve regiones para reducir los contagios, que pasaron de 1.688 diarios en promedio a fines de diciembre a 6.923 la última semana.

Con 33 millones de habitantes, Perú bordea los 1,2 millones de contagios confirmados y más de 42.600 decesos por covid-19.

El personal de salud peruano ha pagado un alto precio con la pandemia: al menos 306 médicos y 125 enfermeras han muerto, entre más de 20.000 que han contraído el covid-19, según agrupaciones gremiales.

La vacunación del personal de salud comenzó este martes, dos días después de la llegada de las primeras 300.000 dosis de la farmacéutica china Sinopharm.

En agosto pasado, ante la crítica situación en los hospitales peruanos en medio de la primera ola de la pandemia, el gobierno peruano autorizó la contratación de médicos y paramédicos extranjeros sin revalidar sus títulos, lo que benefició principalmente a migrantes venezolanos. (Télam)