El viceministro de Gobierno de Ecuador, Homero Castanier, advirtió que "no está dispuesto a sentarse en una mesa de diálogo con amenazas" ante las movilizaciones que sectores indígenas y campesinos anunciaron para este viernes para exigir la derogación de un reciente decreto que establece un sistema para fijar el precio de los combustibles.

La Constitución ecuatoriana protege el derecho a manifestarse, "a presentar inconformidad sobre ciertos temas", pero esa circunstancia "dista mucho de generar conflictos, de amenazar, de paralizar servicios", manifestó Castanier, citado por el diario local El Comercio.

En la misma línea, instó a los colectivos a "presentar propuestas, establecer mesas de trabajo" y poner "sobre el tapete" las "inquietudes", al tiempo que garantizó que las gobernaciones estarán abiertas para todo aquel que quiera dialogar.

"El Gobierno no está dispuesto a sentarse en una mesa de diálogo con amenazas", advirtió.

Diversas organizaciones pertenecientes al Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), liderado por Leonidas Iza, anunciaron la convocatoria de una marcha pacífica en la ciudad de Latacunga para mañana.

El principal objetivo de las marchas es la derogación de un decreto que establece un sistema para fijar el precio de los combustibles.

En este sentido, Castanier recordó que el presidente Guillermo Lasso ya sostuvo una reunión con transportistas para concretar soluciones a las demandas del sector en torno al combustible.

No obstante, el viceministro de Gobierno ya adelantó que el Ejecutivo no tiene previsto congelar el precio de los combustibles.

"No se va a congelar", estableció, y agregó: "Aquí quiero ser claro: una política de subsidio, no es que subsidia el presidente, el Gobierno, subsidiamos todos los ecuatorianos, debe servir para quien no pueda acceder".

Entre el pliego de peticiones del MICC también se destaca la revisión de las tasas de interés de los bancos privados, públicos y cooperativas de ahorro y crédito.

En tanto, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) aclaró que no se sumará a la convocatoria nacional, pero sí dejó en claro que respaldará las manifestaciones que se produzcan en cada territorio.

No se realizó "ninguna convocatoria a nivel nacional", pero "cada jurisdicción ha realizado sus convocatorias y tienen el apoyo de la Conaie", precisó el dirigente Apawki Castro, del área de comunicación de la agrupación, durante una conferencia de prensa virtual realizada hoy.

Por su parte, Manuel Castillo, vicepresidente de la Confederación, denunció que hasta hoy no tuvieron conversaciones con el Gobierno, pero aclaró que está dispuesto a acercar una propuesta para favorecer a la población.

"Vamos a hacer una propuesta para que este sea un gobierno de los ecuatorianos y no que responda al FMI o al Banco Mundial. Este paquetazo está afectando al pueblo, porque las cosas sí han subido y vamos a tener una acción de resistencia", expresó Castillo, en alusión al incremento del costo de los combustibles, citado por el diario El Telégrafo. (Télam)