El Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) comunicaron en las últimas horas que se reunirán el próximo 17 de enero en Caracas para intentar restablecer las conversaciones de paz, tras la crisis desatada por el alto el fuego anunciado por el Ejecutivo a principios de año y luego desmentido por la guerrilla.

El encuentro será el martes próximo en el Hotel Humbolt, el mismo en el que se llevó a cabo el primer ciclo de conversaciones entre noviembre y diciembre de 2022, según el documento publicado en redes sociales por el senador Iván Cepeda.

"La delegación del Gobierno agradece la hospitalidad de Venezuela para realizar una reunión extraordinaria con la delegación del ELN durante la semana próxima", expresó el jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano, Otty Patiño.

El objetivo de la reunión es abordar la situación derivada del anuncio de presidente de Colombia, Gustavo Petro, sobre el alto al fuego y coordinar la agenda de cara al segundo ciclo de conversaciones, que comenzará en febrero en México, según se acordó el mes pasado.

El alto el fuego unilateral declarado por Petro generó molestias en la delegación del ELN.

"Tras las declaraciones unilaterales del presidente sobre el cese el fuego, presentadas como un acuerdo de la mesa, esta entró en una crisis que está por resolverse", manifestó el Comando Central del ELN en un comunicado recogido por el diario colombiano El Tiempo.

En dicho escrito, la guerrilla advirtió de que "no puede aceptar como bilateral una decisión unilateral del Gobierno" colombiano que, además, se desmarca de la "formalidad" de la mesa de diálogo, pues "viola los procedimientos de no difundir a la opinión pública lo que no sea de consenso".

Ayer, el que fuera líder de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, se ofreció a colaborar para acercar posiciones, sentándose a conversar con el liderazgo del ELN.

En una carta dirigida al líder de ese grupo guerrillero, alias Antonio García, Londoño subrayó la importancia de actuar "en beneficio de las mayorías" del país y de atender "de manera rápida, con grandeza y generosidad, las tensiones innecesarias" entre ambas partes de la mesa de negociación.

El ELN y el Gobierno iniciaron en noviembre sus negociaciones de paz de forma oficial en la capital venezolana, con delegados de Cuba y Noruega como garantes.

A la reunión viajarán, además de Patiño, el alto comisionado para la Paz, Danilo Rueda; los congresistas María José Pizarro e Iván Cepeda; así como los miembros del equipo de negociación del Gobierno, Nigeria Rentería, José Félix Lafaurie y Olga Silva. (Télam)