Uno de los principales jefes de las disidencias de las FARC, Néstor Vera, alias Iván Mordisco, murió junto a otros nueve insurgentes en un ataque de las fuerzas armadas colombianas en San Vicente del Caguán, en el departamento de Caquetá, casi una semana atrás, informaron hoy las autoridades.

"Esta operación permite la neutralización de nueve individuos de ese frente primero de las disidencias de la FARC y la neutralización de alias 'Iván Mordisco'", señaló a los medios el titular del Ministerio de Defensa, Diego Molano.

Medios colombianos detallan que, según los servicios de Inteligencia, el operativo que terminó con la vida del cabecilla del Frente Primero de las disidencias de las FARC fue en la vereda Santa Rita, en San Vicente del Caguán.

Tras el bombardeo, del que se supo por vez primera el 9 de julio, los disidentes se habrían llevado el cuerpo sin vida de su comandante del escenario del ataque, que dejó al menos una decena de muertos, de acuerdo con fuentes de Inteligencia citadas por RCN Noticias y la revista Semana.

Mordisco mantenía una disputa territorial por el control del narcotráfico en la zona con alias Iván Márquez, jefe de las Segunda Marquetalia, a quien el Gobierno colombiano da por herido y, sospecha, atendido en un hospital de Caracas.

El diario El Tiempo, en tanto, informó que las fuerzas de seguridad lograron ubicar el cuerpo de la compañera sentimental de Mordisco y el de su especialista de comunicaciones "con señales de que fueron arrastrados", lo que ratificaría la versión de que el cuerpo del jefe guerrillero “fue sacado del sitio".

Iván Mordisco militó en las FARC durante 32 años y fue uno de los primeros jefes guerrilleros en apartarse del proceso de paz que terminó en 2016 con la firma del acuerdo y la conversión de la guerrilla en un partido político legal.

Tras la muerte de Miguel Botache Santillana, alias Gentil Duarte, en mayo de este año, Mordisco había quedado como máximo jefe de estas disidencias.

El ministro Molano afirmó que con la operación “Júpiter” "se da la estocada final a las disidencias".

Y el director de la Policía general, Jorge Luis Vargas, reseñó que a partir de 2010 Iván Mordisco empezó a usar boinas de tres colores y una de ellas se encontró en el lugar de la operación, lo que ayuda a dar certeza sobre la identidad del muerto.

En el sitio se encontró además el celular de Mordisco y varias computadoras que pasaron a manos de las autoridades.

Vargas reveló que se pagará una recompensa a personas cercanas a la estructura que dieron información para llegar al exguerrillero.

Entre los cuerpos identificados por Medicina Legal se encuentran los de tres personas que integraban el anillo de seguridad más cercano al líder insurgente.

(Télam)