Autoridades de Chile informaron hoy que demandarán penalmente a quienes dañaron bienes públicos o a personas en el contexto de las protestas estudiantiles que se produjeron esta semana, tras el plebiscito del domingo, en el que la mayoría rechazó el proyecto de nueva Constitución.

Lo anunció el subsecretario de Interior, Manuel Monsalve, quien puso énfasis en los desmanes que hoy provocaron cierres parciales en varias estaciones del subte de Santiago.

Monsalve analizó la situación con el director de Orden y Seguridad de Carabineros, Marcelo Araya; el jefe de zona metropolitana Oeste de Carabineros, Enrique Monrás, y el presidente del directorio del Metro, Guillermo Muñoz, para coordinar acciones preventivas ante desordenes.

Luego, en conferencia de prensa en el palacio presidencial de La Moneda, Monsalve reiteró el rechazo de los hechos de violencia y anunció que el Ministerio del Interior "va a tomar la decisión de querellar”.

“Esta reunión de coordinación busca garantizar el orden público, pero sobre todo a propósito de los hechos ocurridos al interior de estaciones de Metro, busca garantizar el transporte público para más de dos millones de chilenos que se transportan diariamente a través de Metro”, agregó el subsecretario.

Finalmente, Monsalve hizo un llamado a los estudiantes y dejo claro que están “las puertas del Ministerio de Educación, están abiertas para trabajar con los sostenedores de los establecimientos educacionales públicos, para escuchar y trabajar con las comunidades escolares, para responder a las legítimas demandas en materia de infraestructura".

Estas manifestaciones comenzaron luego de que el pasado domingo se realizará el plebiscito de salida para votar por el proyecto de nueva Constitución, en el cual triunfó el Rechazo con un 61,86%, por lo que sigue vigente la Constitución de 1980 instaurada en la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet. (Télam)