El flamante Gobierno de Estados Unidos no prevé tener un contacto con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, “en el corto plazo”, afirmó hoy el vocero del Departamento de Estado, Ned Price.

"Ciertamente no esperamos ningún contacto con Maduro en el corto plazo", dijo Price, según la agencia de noticias AFP.

Price aseguró que el presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris continuarán la política del antecesor del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, de reconocer al líder opositor Juan Guaidó como jefe de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) y mandatario interino de la república.

Pese a que los mandatos de la anterior AN y del propio Guaidó vencieron el 5 de enero pasado, la mayoría de la oposición venezolana y cerca de 60 países reconocen que siguen vigentes por considerar que las elecciones parlamentarias de diciembre pasado fueron irregulares.

"El objetivo primordial del gobierno Biden-Harris es apoyar una transición democrática y pacífica en Venezuela a través de elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas, y ayudar al pueblo venezolano a reconstruir sus vidas y su país”, afirmó Price.

El funcionario agregó que “Maduro es un dictador” y “su represión, corrupción y mala gestión han generado una de las crisis humanitarias más espantosas que ha visto este hemisferio”.

Dos años después de romper relaciones diplomáticas con Estados Unidos, Maduro se declaró días atrás dispuesto a establecer “un nuevo camino” con el gobierno de Biden, “sobre la base del respeto mutuo, el diálogo, la comunicación y el entendimiento”.

Venezuela “está dispuesta a pasar la página y a construir nuevos caminos de respeto, diálogo y comunicación diplomática con el nuevo gobierno de Estados Unidos”, añadió Maduro. (Télam)