El Gobierno austriaco publicó hoy un mapa de las sedes de 623 organizaciones musulmanas afincadas en el país que desató una fuerte polémica y fue condenado enérgicamente por organismos como el Consejo de Europa, que reclamó su inmediato retiro.

"Muchos musulmanes perciben la forma y el momento de la publicación como discriminatorios", reaccionó el representante especial sobre delitos de odio y odio antisemita y antimusulmán del Consejo de Europa, Daniel Holtgen.

Holtgen advirtió, además, que se trata una iniciativa "hostil" para los musulmanes y "potencialmente contraproducente", ya que publica detalles muy concretos como direcciones que podrían poner en peligro la seguridad de los miembros de estas instituciones.

Por todo ello exigió su retirada, consignó la agencia de noticias Europa Press.

El mapa es obra del Centro de Documentación para el Islam Político, un organismo independiente creado en 2015, pero con financiación del Gobierno del controvertido presidente derechista Alexander Van der Bellen.

La ministra de Integración austriaca, Susanne Raab, destacó que el objetivo de la publicación del mapa es "fomentar la transparencia", pero desde la asociación Juventud Musulmana de Austria respondieron que recurrirán a los tribunales para revertir la medida, que consideran discriminatoria y racista. (Télam)