El gobernador de California y su familia iniciaron una cuarentena luego de que tres de sus hijos estuvieran en contacto con un infectado de coronavirus, mientras que el condado californiano de Los Ángeles limitó drásticamente la actividad de restaurantes y bares.

La cuarentena del gobernador Gavin Newsom y las nuevas restricciones en California, anunciadas anoche, coinciden con el peor pico de coronavirus en Estados Unidos desde el inicio de su brote nacional, que es el mayor del mundo tanto en casos como en muertes.

Autoridades estatales y locales han redoblado las restricciones ante temores de un aumento de los casos aún mayor debido al feriado largo por el Día de Acción de Gracias, una de las principales festividades de Estados Unidos, el próximo jueves 26 de noviembre.

El Gobierno federal y gobernadores de varios estados han pedido a la población abstenerse de realizar los viajes y las grandes reuniones que son costumbre en estos días no laborables, a fin de evitar un empeoramiento de los indicadores de actividad del virus.

Sin embargo, más de 1 millón de personas pasaron por aeropuertos del país el viernes pasado, según la Administración de Seguridad en el Transporte.

Por 13° día consecutivo, Estados Unidos batió ayer su récord de internaciones por Covid-19, con más de 83.870.

El sábado pasado, el país se convirtió en el primero con más de 12 millones de casos tras registrar 1 millón en menos de una semana.

Otros 142.732 nuevos contagios se reportaron en las últimas 24 horas, según la base de datos de la universidad Johns Hopkins.

El país norteamericano registró hasta ahora más de 12,2 millones de casos y más de 256.700 muertes, de acuerdo a la Universidad de Estados Unidos.

Newsom, su mujer y sus cuatro hijos, de entre 4 y 11 años, dieron negativo en una prueba de coronavirus anoche, dijo su vocero, Jeese Melgar.

El gobernador fue notificado el viernes de que un miembro de la Patrulla Motorizada de California que había estado en contacto con uno de sus hijos dio positivo en coronavirus.

La Patrulla Motorizada da protección a la familia del gobernador.

La familia está en cuarentena en su casa de Condado de Sacramento, y serán sometidos a test de coronavirus de manera periódica, dio Melgar, citado por la cadena CNN.

Un toque de queda nocturno de 22 a 5 entró en vigor el fin de semana en toda California para tratar de contener el avance del coronavirus, luego de que el estado se convirtiera en el segundo, después de Texas, en superar el millón de contagios.

También anoche, autoridades del Condado de Los Ángeles, el más poblado de Estados Unidos, anunciaron que desde el miércoles próximo se limitará la actividad de bares y restaurantes a envíos a domicilio o a retiros en el lugar.

En un comunicado, el Departamento de Salud del condado dijo que la decisión se tomó luego de que el promedio de nuevos casos de coronavirus en los últimos cinco días superara los 4.000.

El condado cuenta actualmente con 1.401 pacientes internados con coronavirus, de los cuales el 26% está en terapia intensiva, dijo el Departamento de Salud. (Télam)