Los legisladores del Frente Amplio (FA) instaron hoy al Gobierno de Uruguay a tomar "medidas urgentes, integrales y que se basen en las recomendaciones científicas para proteger la salud y la vida de las mujeres" frente al coronavirus, que se convirtió en el último mes en la primera causa de mortalidad materna del país.

Los senadores y los diputados del FA acusaron de inacción al presidente Luis Lacalle Pou ante la crítica situación sanitaria del país, que acumula más de 4.200 muertes por Covid-19 y que se ubica como uno de las naciones con más casos y fallecimientos por cada 100.000 habitantes.

"En el último mes se lamentaron cinco fallecimientos y ocho internaciones en cuidados intensivos de mujeres embarazadas; a pesar de la evidencia que demuestra que las mujeres embarazadas son una población de riesgo para adquirir las formas más graves de la infección y fallecer, el gobierno no ha tomado ninguna medida específica, ni sanitaria ni socio-laboral", afirmaron en un comunicado publicado en redes sociales.

"Uruguay mantuvo un status sanitario digno de orgullo nacional, siendo un ejemplo en el mundo, con la menor mortalidad materna del continente; hoy, gracias al pobre desempeño del gobierno, que se basó en llevar adelante medidas escasas, erráticas e incluso contradictorias, las cifras de mortalidad materna aumentaron", dijeron los legisladores.

A principios de mayo, tras el fallecimiento de dos mujeres embarazadas, el grupo ad hoc de la Comisión Nacional Asesora de Vacunaciones del Ministerio de Salud Pública (MSP) resolvió priorizar la vacunación contra la Covid-19 en esta población, que en un principio no había sido incluida en la agenda.

Sin embargo, esas medidas no son suficientes, a juicio de Leonel Briozzo, profesor de Clínica Ginecotocológica de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República y director de la Maternidad del Centro Hospitalario Pereira Rossell de la Administración de los Servicios de Salud del Estado.

Para Briozzo, la única manera de detener esta situación es tomar "medidas integrales de prevención y de mitigación para que las mujeres se puedan quedar en su burbuja", pero "no están dadas las condiciones para que las mujeres, sobre todo las más vulneradas en sus derechos, puedan tomar las medidas de distanciamiento social; por lo tanto, van a seguir exponiéndose".

El especialista explicó que es necesario modificar el régimen de licencias y permitir la licencia extraordinaria, al tiempo que consideró que se debe aumentar el apoyo social estatal a las mujeres embarazadas, según el diario local La Diaria.

"El Mides (Ministerio de Desarrollo Social) llegó a incluir a más de 2.000 mujeres embarazadas en el programa Uruguay Crece Contigo. Esto se debe retomar básicamente para que no tengan que exponerse", recalcó.

Uruguay acumulaba desde el comienzo de la pandemia 294.503 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 36.654 personas tenían la infección activa y 4.276 fallecieron por la enfermedad, según el último balance del Ministerio de Salud, publicado anoche. (Télam)